Certificación de la cadena de custodia

Versión para impresión

La sociedad cada vez demanda más productos respetuosos con el medio ambiente. Por eso, las empresas de primera y segunda transformación de productos de origen forestal, buscan con la Cadena de Custodia una certificación que garantice el origen sostenible de los productos.

La certificación de la Cadena de Custodia de un producto implica que todo el proceso, desde su origen hasta su llegada al consumidor, se ha realizado según unos estándares sostenibles. El producto procede de un bosque con gestión forestal certificada y todos los procesos (producción, transporte y distribución) han sido controlados.

La Cadena de Custodia (CdC) de los productos forestales se define como el seguimiento de los productos forestales (madera, papel, corcho, cortezas, resinas...) durante las distintas fases del proceso productivo y su posterior comercialización, para poder asegurar la trazabilidad de los productos forestales desde el bosque hasta el consumidor final.

La certificación de la cadena de custodia implica la evaluación de la línea de producción forestal, desde el árbol hasta el producto final, incluyendo todas las etapas de procesamiento, transformación, manufactura y distribución, para verificar que la madera utilizada procede de un bosque bien gestionado, y que todos los procesos se han realizado dentro de las normativas y criterios específicos de la etiqueta por la que se ha certificado, pues toda la cadena es expuesta a estrictos controles.

Es decir la certificación de cadena custodia es la que certifica todo el ciclo productivo, en todas y cada una de sus fases, por lo que los intermediarios deberán a su vez estar certificados y los productos deberán estar debidamente etiquetados. De esta forma el consumidor podrá identificar con facilidad los productos certificados, ya sea PEFC o FSC, puesto que una vez que una empresa obtiene el certificado, ésta goza del derecho de comercializar sus productos bajo el logotipo por el que ha sido certificada, y recibe un código de certificación que deberá aparecer en todos los documentos relacionados con los productos certificados.

La cadena de custodia de los productos forestales constituye la etapa posterior a la certificación de la gestión forestal sostenible y es necesaria para crear un enlace informativo entre la materia prima base de un producto forestal y su origen.

Mediante ella se garantiza al consumidor que el producto certificado procede de un bosque gestionado de forma responsable, atendiendo a criterios de carácter ambiental, social y económico. En el caso del material forestal recuperado la cadena de custodia permite asegurar la trazabilidad desde el centro de recuperación hasta el consumidor.

Los principales beneficios de la Certificación en la Cadena de Custodia son:

  • Cumplir con la demanda de la sociedad de Productos sostenibles.
  • Mejorar la imagen del sector de la madera
  • Demostrar el compromiso de la empresa con el Medio Ambiente.
  • Promover el uso de los productos de la madera frente a otros materiales más contaminantes.