Color

Versión para impresión

El color de la madera depende del color de las paredes de sus células y del contenido intercelular y es una característica de cada especie. En la madera pueden ser distintos el color de la albura y el del duramen.

La diferencia de color de la madera de las especies coníferas y latifoliadas es notable, pues tienen una estructura microscópica diferente. Las especies coníferas tienen abundante resina y aceite, entre las paredes celulares.

En las especies latifoliadas existen substancias solubles en agua, como taninos y materias colorantes, y frecuentemente, también sustancias minerales.

Por todo ello, en los árboles de ambos grupos el duramen es más oscuro que la albura. En general, las maderas duras suelen ser de color más oscuro y vivo que las blandas.

Madera de latifoliadas Madera de coníferas

Según el color la madera se clasifica de la siguiente manera:

  • Muy clara, casi blanca (abedul, arce, olmo…)
  • Amarilla oscura (encina, iroko…)
  • Marrón (roble, teka…)
  • Rojiza (caoba, sapeli, bubinga, haya…)
  • Amarilla (boj)
  • Morada (amaranto)
  • Negra (ébano)
Abeto blanco Ébano