Desviación de la fibra

Versión para impresión

Se trazará una línea en la dirección presumible de la fibra en caso de clasificar en húmedo (véase figura 9) o bien se tomará como referencia las fendas de secado en caso de que haya presencia en la pieza de madera. Se utilizará una regla milimétrica rígida, un calibre o bien se puede utilizar también tablillas que incorporen la pendiente máxima permitida para cada caso.

Figura 9: Desviación de la fibra.

El cálculo en porcentaje de la desviación de la fibra se obtendrá con la siguiente fórmula:

(x/y)*100

Donde:

  • x es la desviación de la fibra, en milímetros.
  • y es la longitud sobre la que se ha efectuado la medida, en milímetros.

En madera de procedencia española al ser necesario únicamente la evaluación de la desviación general se tomará la desviación producida en 1 m de la longitud. En madera de procedencia francesa además de la desviación general también es necesario la evaluación de desviaciones locales, que se medirán como las desviaciones producidas en 10 cm de longitud.

Las desviaciones locales de las fibras alrededor de los nudos o de otros defectos, no deben considerarse en la medición de la desviación de la fibra.

Se tomará como valor limitante para su clasificación la mayor desviación de la fibra detectada, tanto la general como la local en caso de ser necesario.

En caso de clasificar madera en seco la desviación de la fibra se medirá sobre las fendas de secado que hayan aparecido, ya que es el indicador más fiable para el control de la misma.

Foto 3: Ejemplo de medición de desviación de la fibra en fendas de secado. Puede optarse por realizar la medición en 10 cm para facilitar su medición.