Plantación

Versión para impresión

Cuando la plantación se realiza de forma manual, si el terreno está previamente preparado la mejor herramienta es la pala recta que permite la apertura de una cata para meter las raíces y que estas queden rectas. Para conseguir que queden rectas se debe enterrar 3 o 4 centímetros de tallo y luego sacarlo. Posteriormente se compactará la tierra que cubre las raíces.

El periodo de plantación con planta desnuda en estado de no crecimiento va desde noviembre a finales marzo. Si en este periodo la lluvia ha sido escasa se recomienda riego antes de que comience la fase de crecimiento. Con planta de cepellón, el periodo se puede ampliar hasta sanjuanes pero se debe tener en cuenta qua la planta está en estado de crecimiento y se deben buscar las condiciones idóneas climáticas y del suelo.

El porcentaje de fallos puede ir del 8 al 16%, dependiendo de las labores de preparación y las condiciones climatológicas que deba sufrir la planta. Importante vigilar el grado de humedad de la planta.

Para aumentar los nutrientes de la plata se puede proceder al abonado. Este se puede realizar previo, simultáneo o posterior a la plantación. En todo caso se debe evitar abonar a la vegetación con la que la planta debe competir. La planta puede absorber los nutrientes una vez haya enraizado por lo que o el abonado se realiza posterior a la plantación o se debe preparar el terreno de forma que se eliminen las hierbas y matojos.

Según las características del terreno, suele ser conveniente aportar nitrógeno, fósforo y potasio. Puede ser con aporte de abonos sintéticos o estiércol. Existe un abono relativamente económico que puede dar buen resultado que es la urea de las granjas porcino. El abonado se puede repetir cada sabia en la primera fase de crecimiento y cada segunda o tercera posteriormente. Si hablamos de abonos naturales se aplicaran antes de la primavera; en caso de abonos sintéticos el abonado se realizará en la etapa de crecimiento.

La planta debe quedar horizontal. Si enterramos 3 o 4 cm del tallo y luego tiramos, las raices quedarán bien posicionadas.