Procesos

Versión para impresión

Los cargaderos son lugares ajetreados y ruidosos donde se realizan muchas actividades diferentes al mismo tiempo. Según el sistema de aprovechamiento, pueden realizarse en ellos la carga y descarga, el desmochado, desrame, el descortezado, el tronzado, la clasificación, el almacenamiento y el astillado. Puede haber una o más máquinas grandes moviéndose y trabajando al mismo tiempo mientras se utilizan motosierras en las proximidades.

Durante y después de las lluvias, las nieves y las heladas, los troncos están muy escurridizos y el suelo muy embarrado y resbaladizo. Y en tiempo seco, toda la zona está llena de detritos y muy polvorienta. Los troncos pueden almacenarse en pilas sin amarrar de varios metros de alto. Todo ello convierte al cargadero en una de las áreas de trabajo más peligrosas de la industria forestal.