Vía de escape

Versión para impresión

La vía de escape garantiza su seguridad. Cuando el árbol comience a caer, necesitará poder desplazarse rápidamente hasta un lugar seguro.

Durante la caída del árbol, deberá colocarse siempre a una distancia segura detrás del árbol, en un lugar situado 45° en diagonal con respecto al mismo. En el caso de árboles muy grandes, se requerirá una mayor distancia de seguridad.

Aquellos terrenos escabrosos y árboles con ramas y copas de gran tamaño pueden hacer que el tronco caiga de lado, salte o resbale. Asimismo, el árbol puede desplazarse hacia atrás al estrellarse contra el suelo. Tenga cuidado también con las ramas secas que pueden salir proyectadas al caer el árbol.