Valoración del riesgo

Versión para impresión
RIESGO ACCIÓN Y TEMPORIZACIÓN
Trivial No se requiere acción específica
Tolerable

No se necesita mejorar la acción preventiva, sin embargo se deben considerar soluciones más rentables o mejoras que no supongan una carga económica importante.

Se requieren comprobaciones periódicas para asegurar que se mantiene la eficacia de las medidas de control.

Moderado

Se deben hacer esfuerzos para reducir el riesgo, determinando las inversiones precisas. Las medidas deben implantarse en un periodo determinado.

Cuando el riesgo moderado está asociado a consecuencias extremadamente dañinas, se precisará una acción posterior para establecer, con más precisión, la probabilidad de daño como base para determinar la mejora de las medidas de control.

Importante

No debe comenzarse el trabajo hasta que se haya reducido el riesgo. Puede que se precisen recursos considerables para controlar el riesgo.

Cuando el riesgo corresponda a un trabajo que se está realizando, debe remediarse el problema en un tiempo inferior al de los riesgos moderados.

Intolerable No debe comenzar ni continuar el trabajo hasta que se reduzca el riesgo. Si no es posible reducir el riesgo, debe prohibirse el trabajo.

Una vez identificado el riesgo y determinada la magnitud del mismo, se procede a la aplicación de los controles y correcciones más adecuadas para que no se produzcan daños para la salud. Los objetivos serán los siguientes en orden de prioridad:

  • Combatir el riesgo en su origen, eliminándolo o reduciéndolo.
    • Eliminación de los riesgos: si fuera posible hay que perseguir, en primer lugar la eliminación total del riesgo.
    • Sustitución de los riesgos: modificando las condiciones de trabajo para tener otro riesgo de menor magnitud.
    • Reducción del riesgo, si resulta imposible su eliminación pueden reducirse sus efectos potenciales mediante la aplicación de medidas correctoras.
  • Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta al diseño de los puestos de trabajo, así como la elección de los equipos y métodos de producción.
  • Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro
  • Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual
  • Dar las debidas instrucciones a los trabajadores